Durantes las pasadas semanas se dieron dos anuncios muy importantes con respecto a la población siria en Turquía:
Turquía suspendió el acuerdo de readmisión de migrantes con la UE Esto debido a que la UE no ha cumplido ni con el acuerdo de respaldo económico ni con el compromiso de permitir entrar a los nacionales turcos sin necesidad de visa a la zona Schengen. 
Al mismo tiempo, la oficina del Gobernador de Estambul anunció que los sirios no censados en Estambul deben de abandonar la ciudad e ir a las ciudades donde fueron censados, para estos les da un mes de tiempo, aunque se sabe que  ya empezaron con algunas expulsiones.
Solo en Estambul se encuentran más de 500.000 sirios y más de 3.500.000 en toda Turquía. Recordemos que estamos hablando de la crisis migratoria y humanitaria más grande después de la Segunda Guerra Mundial. 
Y es que cuando se mira de cerca  el tiempo de los dos anuncios, es normal preguntarse si esta no es una insinuación del gobierno turco a los sirios para que continúen tratando de llegar a las islas griegas en vez de volver a las ciudades que están empadronados.  
Hay que tomar en cuenta que la mayoría de las ciudades donde estos sirios están empadronados no tiene las mismas “oportunidades” que tiene Estambul. Y por “oportunidades” lamentablemente nos referimos a trabajo gris mal remunerado, cantidad de gente con la cual se puede mendigar alguna moneda y hasta cantidad de basura para recoger y pedir algo a cambio de reciclarla. 
Por otro lado imaginemos un refugiado sirio que está empadronado en Kilis (ciudad fronteriza con la mayor densidad de refugiados Sirios empadronados) y por lo tanto tendrá que hacer el viaje de aproximadamente a 1000 Km desde Estambul, mientras que la famosa isla de Lesbos, Grecia está a menos de 600 Km. ¿Que preferirá? Acercarse a la guerra que aún no termina, a una ciudad que no tiene tantas oportunidades o intentar cruzar y buscar asilo en algunas de las ciudades europeas. 
Aunque el acuerdo de readmisión no ha sido el más efectivo (en más de 3 años solamente 1884 personas han sido devueltas) si muestra que la voluntad política del gobierno turco hacia el tratamiento de la crisis ha cambiado. Esto a corto y a mediano plazo puede convertirse en el detonante de una nueva oleada migrante a Europa. Recordemos que los europeos no han entregado los 6000 millones de euros que prometieron, mientras que el Gobierno Turco ha gastado 5 veces más esa cantidad. 
Las declaraciones del Ministro Interior Turco, Süleyman Soylu, al respecto son fuertes: "Es obvio que Europa nos ha dejado solos en este asunto. No vale con dar palmaditas en la espalda. Si Turquía no tomará medidas tan decididas, ningún Gobierno de Europa aguantaría ni seis meses. Si queréis, probamos"  Por lo que para el gobierno turco es una medida justa salirse de este acuerdo, aunque los únicos verdaderamente afectados son los desplazados por la guerra. 
Un análisis más profundo de la situación de los refugiados sirios lo puede encontrar en nuestro artículo donde mostramos las similitudes con las migraciones en Latinoamérica y como  la mayoría de las medidas de los gobiernos involucrados no van a la raíz de los problemas si no funcionan solamente como medidas temporales 
Volver a Siria, continuar a Europa, volver a la ciudad donde están empadronados o continuar en Estambul bajo el riesgo de ser expulsados en cualquier momento. Las opciones para muchos de los sirios siguen sin mejorar luego de más de 7 años de guerra sumando que las medidas de todos los gobiernos involucrados cada vez los empujan más y más a la miseria. 

También te puede interesar...

Back to Top